Antonio Capilla Loma, España


Antonio Capilla Loma nace en 1954 en Cantillana (Sevilla) y reside en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Diplomado en Magisterio en la especialidad de Lengua y Literatura. Se ha dedicado a la labor docente durante más de treinta años a la que vez que cultivaba su creación poética. Además de colaboraciones en revistas de poesía ha publicado. Y EL CORAZÓN AL VIENTO, 1991; VIENTO DEL SUR, Huerga y Fierro Ediciones, 2009. Actualmente prepara la publicación de EL FUEGO EN LA PALABRA de cuya obra adelanta algunos poemas junto a otros de sus obras anteriores.


OooOOOooo

Poemas


GACELAS SON TUS LABIOS…

Gacelas son tus labios: ramoneas

Rosadas cumbres de montes enhiestos.

Y ahora eres gamo ardiente que en su pecho

Al tibio cauce de su piel se entrega.

Tus corderillos dedos van bajando

Hasta adentrarse en el frondoso bosque

Donde las flores rociadas ponen

El suave tacto de pétalos blandos.

En esta noche de misterio y goce

Has descubierto de la vida el sueño

Que es adelanto del confín del cielo.

Y es el amor la plenitud que entrega

Todo tu ser al infinito pleno

En donde muerte y vida son eternos.

(Poema que aparecerá en mi nuevo libro EL FUEGO EN LA PALABRA. Reservados todos los derechos, CAM – Registro Territorial de la Propiedad Intelectua:12/RTPI-000063/2011)


***


EN VERSO SÁFICO

En verso sáfico a mi amada llamo,

En el poema que en mi carne escribo,

En la pasión que me consume cuando

Ella es conmigo.

El mar y el sol en ti parecen uno;

El esplendor de tu mirada, el alba.

Eres más grande que la luz del mundo…

Eres su causa.

Y es tu mirada un universo mágico

Y es tu sonrisa un ventanal al cielo

Y es tu palabra un sortilegio extraño…

Tenme en tu seno.

No estés ausente cuando estoy contigo

Que me estremece verte tan distante…

Me falta el aire cuando tú te has ido:

Tú eres el aire.

Tus brazos siento que me abrazan cuando

El halo triste de mi ser me cierne.

Sin ti soy nada que por ti me alcanzo…

Tenme en tus sienes.

Y yo me enfado si me siento solo,

Soy una sombra si no estás conmigo

Y así tu ausencia viene a mí… Y de pronto

Soy como un niño.

De sed el agua inagotable bebe

Del pozo abierto que nunca se agota,

Mi pozo llena lo más hondo… Tienes

Sed en tu boca.

Morir por ti y en tu interior es vida,

Y yo al vivirme en tu interior me muero…

Mi vida entera en tu querer es cima:

Tú eres mi lecho.

Oh, claro día en que yo vi primero

La flor primera de la primavera…

La sola y única que yo consiento

Ser en mi esencia.

(Poema que aparecerá en mi nuevo libro EL FUEGO EN LA PALABRA. Reservados todos los derechos, CAM – Registro Territorial de la Propiedad Intelectua:12/RTPI-000063/2011)


***


LA BARCA SE HIZO A LA MAR

La barca se hizo a la mar

Con dos remos marineros;

El niño se fue a buscar

Su cielo y se hizo barquero.

Navega, navegarás…

Se le desveló el misterio

Y el mundo lo oyó exclamar:

No quiero buscar más cielo:

¿Qué cielo es mejor que el mar?”

Y entonces creyó escuchar:

En tu cielo, mi barquero,

Rema y sigue sin parar…

Tú ya sabes que te quiero

Donde el cielo se hace mar”.

(Antonio Capilla Loma, Viento del Sur, Editorial Huerga y Fierro, Madrid, 2009)


***


QUÍTALE AL ASTRO SU LUZ

Quítale al astro su luz,

Coge del fuego la llama,

Róbale al día la sonrisa

Y al desierto la nostalgia,

Pero de mi propio ego

No intentes sacarme el alma.

Quítale al viento su fuerza,

Deja al santo sin peana,

Toma del eco la voz,

De los valles las montañas,

Pero de mis sentimientos

No arrebates a mi amada.

Quita al rayo su energía,

Deja al océano sin agua,

Niégale al rosal las rosas,

Y al ocaso la añoranza.

Pero déjame ser yo,

Que sin ella no soy nada.

(Antonio Capilla Loma, Viento del Sur, Editorial Huerga y Fierro, Madrid, 2009)


***


A MI MADRE

Cae de noche la tormenta

Agua y fuego… Fuego y agua…

Fuego y llaga de agonía,

Agua y llanto de tormento,

Si Cristo mujer si hiciera

Fueras Cristo, madre mía.

Herida de amor callada,

Abierta herida de amor

Que anegas barro, cemento,

Piedras de mi humilde hogar,

El Silencio te encontró

Compañera a su medida

Y junto a tu lado va.

Y nos habla el sentimiento

Por tus obras femeninas,

Y encarnose todo el verbo

En tu entrega maternal,

Y trocose en un altar

La casa en que yo vivía.

Si del vaso colmenero

Jamás se extrajo el acíbar,

El acíbar si va al vaso

Amarga la miel más fina.

Y así en tu cuerpo ligero

Urgaron penas umbrías

Que abrasándote el costado

Te consumen noche y día.

La Sombra escucha tu llanto,

Tu inconsolable dolor

Porque lloras por tu hija.

¡Qué pena!, dolor y pena

Fuego y fuego de agonía

Por mi hermana que murió.

Agua y agua doloridas

Te brotan del corazón.

Un ángel mira a la Tierra

Y al ver tan grande aflicción

Llora lágrimas de estrella.

Y en la noche también yo

Te escucho gemir.

¡Ay!, Viento,

¡Ay!… Quién pudiera a tus lomos

Volverle la espalda al tiempo.

Lluvia, rayos, agua y fuego,

Dolor y llanto, Lamento,

Inundan mi habitación.

Dolor de madre, Silencio,

Que mi hermana, que su aliento

Como brisa se quedó.

¡Qué aciago llanto!, Agonía,

Que mi hermana, su alegría,

Como el rayo se marchó.

¡Qué amor tan grande!, Tristeza,

Que de pena, ¡ay!, de pena,

De tristeza, de silencio,

De agua y fuego se quebró.

(Antonio Capilla Loma, Y el Corazón al Viento, I.S.B.N.: 84-404-9271-5, Madrid, 1991)


oooOOOooo

Alba y Ocaso, poema de Antonio Capilla en la voz de Beatriz Salas

oooOOOooo

Fotos de Antonio: Vacaciones; presentación de Viento del Sur; recitando en el IV Encuentro de Poetas en Red en Granada

oooOOOooo


PORTADA DE VIENTO DEL SUR

Enlace a su web

http://lavozquenadieapaga.blogspot.com/

¡Bienvenido a Arte Fénix, Antonio!

Mara Romero Torres


Un comentario
  1. My problem was a wall until I read this, then I smsaehd it.

Deja un comentario