dsc_0058

¿Y qué pasó aquí? pues que un poeta como la copa de un pino se lanzó a recitar junto a los rapsodas. ¡Ole ahí Javier Arnaiz!