Frank Ruffino, España-Costa Rica

“Náralit” (Tilarán) como este vate llama a su pueblo en sus escritos, Guanacaste, Costa Rica.
Padres españoles: Tomelloso/Tenerife: mi tatarabuelo fue un general francés de apellido Rufen’s que llegó huyendo en el siglo XIX a las Islas Canarias, y tuvo un hijo al que le hizo un tijeretazo en la espalda, pues debía también huir de España y al volver, reconocerlo. No regresó. A los muchos años el Gobierno Francés buscaba sus herederos, pero el bisabuelo de mi madre estaba en buena posición y no deseaba saber nada de eso, más bien españolizó un poco más, según él, el apellido cambiándolo a Rufino. Que alguien me ayude con esto de la herencia! Jaja!).El periodismo me mantuvo precariamente, y no me gusta. En 02 saqué “Diablos Alucinados“, un año después caí por segunda vez con “Torre de vigilias” y “Fingida lágrima“. A los tres años, Ediciones Perro Azul pierde un poco la cordura al lanzar “Viaje de ausentes“, que obtuvo el segundo lugar en el “I Premio Internacional de Poesía Macedonio Palomino 2007 para obra publicada”. En 2009 mi poemario “Canto sin nombre” ganó un premio en el “Certamen Literario Brunca” de la Universidad Nacional que convoca a los poetas ticos; obteniendo en 2010 el Primer Lugar en estas justas con “Sangre armada“.

Premios:
El pasado 14 de agosto la Universidad Nacional de Costa Rica anunció los ganadores del “Certamen Literario Brunca 2010”. En poesía obtuvo el primer lugar el libro Sangre armada, texto compuesto por 24 poemas y estructurado en dos partes: “Abstracciones” y “Realidades” y a sus vez con igual número de textos respectivamente. Este concurso es considerado, después de los “Premios Nacionales Aquileo Echeverría” que otorga el Estado costarricense a sus escritores y artistas, como el más importante de Costa Rica (en la rama de poesía y cuento), en un país de pocas justas literarias (tres o cuatro certámenes anuales escasamente).
En 2009 este poeta también se hizo de un premio con su poemario “Canto sin nombre”

ANOTACIONES SOBRE SUS OBRAS:
“TORRE DE VIGILIAS” Y “FINGIDA LÁGRIMA” (AÑO 2003/140 PÁGS/75 POEMAS).
Este libro se compone de dos textos: “Torre de vigilias” y “Fingida lágrima”. Una segunda versión de “Torre de vigilias” titulada “Canto sin nombre” fue una de las tres obras premiadas en el Certamen Literario Brunca 2009 de la Universidad Nacional que convoca cada año a los poetas y escritores ticos.
“VIAJE DE AUSENTES” (EN 2006 APARECE “VIAJE DE/80 PÁGS / 75 POEMAS), EDICIONES PERRO AZUL.
“Viaje de ausentes” ocupó en 2007 el segundo lugar en el “Certamen Internacional Macedonio Palomino para obra publicada”, entre 197 obras de Iberoamérica y España.
“DIABLOS ALUCINADOS” (AÑO: 2002/136 PÁGS / 93 POEMAS), SOCIEDAD EDITORA ALQUIMIA 2000.
Este fue el primer libro de poemas publicado de Frank Ruffino: se compone de cuatro textos: “Diablos alucinados”, Quetzalcóatl-Padre”, “Poemas del aparecido” y “La muerte en sus orgías”. También presentamos la contraportada de “Diablos alucinados”. Quetzalcóalt-Padre es un poemario único, raro, pues, dada la gran amistad del poeta con Chavela (fueron vecinos en San Joaquín de Flores durante cinco años, lo mismo que del escritor José León Sánchez) Ruffino compone su poemario como si Chavela escribiera esos versos (desdoblamiento). Este texto no trascendió por razones que ya muchos conocen: en Costa Rica Chavela es incomprendida, repudiada, nunca se le entendió, pues fue la primera mujer que en los años 40 usó vaqueros, y más tarde por su lesbianismo desenfadado. Pronto este poeta publicará una entrada con algunos poemas de este texto en particular. Sería un homenaje: Chavela vive en el Puerto de Veracruz, México, y según Ruffino está muda, ciega y más rebelde que nunca.
CONTRAPORTADA DIABLOS ALUCINADOS:En 2002 Frank Ruffino entrevistó a Chavela Vargas para su periódico rural El Florense (www.elflorense.com). Poco después publica su texto “Quetzalcóatl-Padre” como si la misma Chavela escribiera esos versos (desdoblamiento). Este texto de 19 poemas está incluido en el libro “Diablos alucinados”. RESEÑAS DE LA PINTORA Y POETISA CARMEN MOLINS


**********************************************************************************************


al amigo William Venegas
Cuarenta forajidos habitan mi alma:
señor quejumbroso
recorriendo a galope el llano.
Cuarenta y cinco abriles de hastío
y me da envidia la suerte de Gregorio
de despertar una mañana
y verse transformado
en monstruoso insecto.
Y en mí el gran pez escapa
perdonado de todos sus crímenes.
Peregrino sin rumbo cantando
por una geografía calcinada,
heraldo azul echando
el lazo al potro de niebla
que ya nada taladra
por más furiosa que sea tu sombra.
Cuarenta forajidos habitan mi alma,
cuarenta y cinco abriles de hastío
y en mí el gran pez escapa
perdonado de todos sus crímenes.
©Texto inédito: “Cuarenta forajidos habitan mi alma”, Náralit, enero 24, 2011.


*************************************************************************************


a MarianGardi, con Amistad
Salgo a la noche y sin emoción miro
espectrales cuerpos inalcanzables.
Ella deshace mis palabras hasta convertirlas
en susurros de muerto, jirones de deseo.
Sólo un trago de chirrite es milagroso
en estos extraños trances de mi hastío,
y hoy en el bar las miradas no son suicidas ni asesinas
únicamente reptan por los cuerpos bonitos.
Igual que algunas viejas ilusas de este salón,
la luna es otra fraudulenta
retocada por iluminaciones. No es más que eso.
Y todos entes vertiginosos hijos de un azar cósmico.
En tal lucidez tétrica mi consciencia me nombra
dignatario inútil de un reino en ruinas.
© “Intentos de nirvana”, texto inédito, 24 de enero de 2011.


*****************************************************************************************


Esa forma de taladrar los ojos
cuando tal vez salgo del guión.
No sé con cuántas luces arribé
a este inútil mundo
de infusorios engreídos,
pero sí sé que ellos
(y este subproducto del polvo)
no terminan,
solo transforman su miseria
en un reguero de elementos
o mineran por doquier el calcio
de su pequeño hueso
de pez transfigurado.
Resisto el embate
de una miríada de enemigos ávidos
(malditos herederos del Santo Oficio)
de mi inminente mutación
en algo más inocuo,
como una libérrima y atrevida brizna
colgada del viento
cuyo castigo es el exilio en el cieno,
o ése de un día
que cantaba magistralmente
por vez primera y sin ensayo
el ocaso anaranjado
y fue truncada su voz por Envidia.
Sorprendido de todos y todo
les revelaré la perdida caja
de mi efímero vuelo:
únicamente el noble animal
lame mi sien pegada en el césped
en esta noche de ventisca
a un año de la Gran Mortandad;
así sueño sustraído de lo humano
en vertiginoso galope y aullido
por la niebla buscando un tributo
dejado en otro tiempo:
sin ser santo ni Grial
lo acomodo en la ingle
y parto al pueblo
para solo callar mi suerte.
© “Primer enigma”, Antipoemas (Lunes, 17 de enero de 2011).


*************************************************************************************


Ella, flor natural
emergiendo de la yerba mala
y de mis despojos,
pasa a mis ojos,
vive sin saber
de su efímero existir,
habrá algo de mí en su pequeña
vida de florecilla salvaje:
tal vez mi furia de polvo
o tristeza de hiedra,
quizá la forma de mirar
vaya en su color encendido
o tenga su textura
cierta ternura
que tontamente me habían reprimido…
Amarilla y delicada
bebe energía de mi pecho;
sus frágiles tentáculos
discriminan y sorben del ser,
pasajero que fue de lo incomprensible.
Desde mi sima hago un último recuento
de mi paseo por la luz
a través de una arquitectura amarilla,
y no sé si es mucho imaginar:
se trataba de un hombre,
de unos frutos
acomodados caprichosamente
como las estrellas
en verdes colinas que deslizaron
alegremente mi pequeño cuerpo;
también amadas mujeres, amigos
y animales iban conmigo,
y blandí mi espada en pos de inútiles cosas,
cosas que también se disiparon
como la niebla de la noche
cuando viene el alba y su reguero de luz.
Ella, flor natural
emergiendo de la yerba mala
y de mis despojos,
pasa a mis ojos,
vive sin saber
de su efímero existir…
© “Tardía luz desde mi ser mineral”, Náralit, 02 de enero de 2011.


************************************************************************************


POEMAS DE QUETZALCÓATL-PADRE

(Este poemario es un desdoblamiento del poeta como si Chavela Vargas escribiera y cantara esos versos).

Este grupo de poemas va dedicado a mis amigos mexicanos, el Poeta Humberto Garza y el Escritor José León Sánchez.

ARRASADORA

Inmersa en mares de aguardiente
con mi escafandra salvadora
devorando peces y ciudades marinas.
Zozobrando barcos formidables,
asaltando zócalos,
descendiendo con todo
mi esplendor sobre mortales.
Proezas que me cuentan
porque voy perdiendo el recuerdo.

DIOSA
Miedo de vislumbrar filos
donde la muerte sacaba
su cresta colorida
de Quetzalcóatl,
atrayendo a los borrachos
como niños especiales a su altar.
Me da miedo el valor
que tuve de diosa,
destronaba,
volaba si había que volar,
algunas veces
buceaba sin aire
inexplicablemente.
Yo era una diosa sombría.

LEGADO DE MIS OJOS
Muchas veces
con total amnesia
los cuervos sacaron
mis ojos;
en sus cuitas,
este dueto
que ha mirado todo
quedó como semillas.
Van mis huellas
en cualquier camino,
vereda,
trillo,
paisaje,
ciudad…
por eso soy atalaya
desde tantas
partes al mismo tiempo.
Yo adquirí tal arte
a un precio muy alto
con mis ojos,
multiplicados por mil
por cuestiones
de evolución propia,
de simple adaptación:
aprendí a regarme
como el polen
por esta tierra en guerra,
nacionalizada,
exportada
y de antología.
Desde el templo del Sol y la Luna,
tránsito del día a la noche,
empezó mi canto revolucionario.

DESTINO
Tantos golpes del tequila
riñeron con mis sentidos.
Fiel a dioses paganos
haciéndomeles su zombi leal.
Deambulé perdida
madrugadas insoportables;
escogí la existencia más espinosa
crispando mi vida a cada paso.

FUI UNA VELETA
I
Surqué la soledad
del mundo a mi antojo.
Para mí las fronteras
eran hilos que se rompen
con una botella de tequila:
mi zigzag alegre
en el canto
me abría las almas
más amuralladas
y las dictaduras
más férreas.
Mi sonambulismo
me hizo transitar
de abismo en abismo
donde sobria hubiese muerto.
Ciertamente fui una mujer
sin frenos ni medidas.
II
Sin proporción,
sin orden
ni concierto
era mi vestigio,
incapaz de ser perseguida:
anulé toda lupa rastrera,
todo ojo avizor
de los chismosos,
toda nariz aguda
y entremetida…
Devoré las flores
más bellas,
caminé sobre ellas
como sobre ciénagas.

AUTORRETRATO DE MI ALMA
Déjame describirte
en parte alma mía:
mujer de tequila y limón
que rayó la locura
donde sólo Moctezuma
se atrevió
por mítica Teotihuacán.
Yo todo me lo tomé
dices con un encanto
de quien ha infringido
su mordisco al tiempo.
Te sabes vencedora,
no del canto:
tu canto era un pretexto
para navegar tomando ciudades,
tu canto es tu personal
lamento ante el misterio:
mujer-chamán
precursora de cosas,
hija fija de los astros:
caminas como una diosa
y miras las estrellas,
tus más conspicuas retadoras
a donde sabes que no tardarás en llegar.

PRESENTÍ LA PRIMAVERA
Oh, las miradas de ebria:
perdidas visiones
de las noches
tras salir arrolladora
del Olimpia.
Momentos en que una descubrió el secreto,
el ábrete sésamo de la vida:
concesión de los dioses
por instantes
para llevarnos a su centro atrapados.

PRISIONEROS
La crueldad de ser castigados,
de nublársenos la noche
hasta caer vencidos
como perros huérfanos,
nuestra más personal
forma de inmolación,
un deporte,
dijo alguién
más masoquistas todavía.
Errabundas almas
con su tequila bajo el brazo:
vamos sin compasión
por el camino hasta reventar
o tener noticias
de redención de cadenas.

ALTARES
La hora santa de la barra,
de los tragos que van y vienen,
de ojos de hombres
como perros
esperando su chance
de aplicar con devoción
disimulada el colmillo
del vientre bajo:
ellos no son mis preferidos.
La hora santa de la barra,
de los tragos que van y vienen.

BAJO EL SIGNO DE ABEL
Pienso que todavía
es tiempo de vencer,
de acometer impetuosamente
con mi canción,
de parar la tormenta
con tormenta,
de anegar con estrellas
esos ríos indetenibles
que van zanjando
la tierra y las almas,
de chupar con boca
de agujero negro
todo infortunio
de las Américas hispanas,
es la hora de Abel
contra Caín,
de empezar a vivir
bajo su signo de luz.

ME HICE SOLA
Era preciso acometer
con ferocidad de leona
contra el mundo,
con apetito de hiena ebria,
y el sigilo y la rapidez del águila,
sin dar tregua a nadie.
Vencer con mi canto
y poderío animal de hombre,
con todo mi poderío
humano de hombre.

CONVICCIÓN
Yo siento la mexicanidad
por mis abuelos,
por derecho propio
de haber nacido
en los solares
de sus antiguos dominios.

QUETZALCÓATL-PADRE
A causa de Quetzalcóatl-Padre
hay mares de sangre
en su honor.
Por él ciudades sitiadas
y naciones en ruinas.
Contra él, ¿quién podrá vencer?
Desde sus ebúrneos templos
todavía millares de flechas
buscan su blanco en la sangre.

[…]

Sus webs:

http://poetafrankruffino.blogspot.com/

http://costaricaenpeligrodeextincion.blogspot.com/

Portadas de sus libros:



4 comentarios
  1. Es un poeta dedicado a las causas que creemos perdidas, un luchador, Un buscador del ser. Con su propia visión de la vida, con ojos abiertos a todo horizonte, Un poeta en busca de la naturalidad, que no está de acuerdo con las normalidades impuestas, renovador…..

    Besos y amor
    je

    PD

    Es como yo lo siento. Porque seguro es esto y mucho mas.

  2. De acuerdo con Carmen Molins. Un poeta y amigo sin par.

    Abrazos,
    Justo Poe.

  3. María Rosa

    Magníficos y auténticos poemas de un poema ya considerado de culto en mi país, esto por su vida personal trasladada a la poesía o antipoesía.
    Besos,
    Rossi.

  4. María Rosa

    Léase: “…de un poeTa ya considerado de culto en mi país”.

Deja un comentario